En Marketing, siempre, tienes que probar, porque a veces sabes lo que va a funcionar y muchas otras, no. De hecho, y sobre todo, has de resistir la tentación a creer que sabes lo que va a funcionar, porque te vas a llevar demasiadas sorpresas.

Recientemente, en una campaña propia, estaba prácticamente seguro de que una de las dos versiones de correo que iba a mandar superaría a la otra. De hecho, estaba tan seguro que estuve trabajando mucho más en esa versión «preferida» y estuve a punto de no hacer el test siquiera.

Menos mal que lo hice, porque el que creía perdedor superó a mi «preferido» en casi tres veces más a la hora de que los receptores hicieran clic y visitaran la página que deseaba.

Por eso, hoy me gustaría mostrar, no los resultados de esa prueba, que veremos en el futuro cuando la analice más a fondo, sino de otra en la que una empresa que vende un software de CRM online se dedicó a probar distintos encabezados en la página de suscripción de su software de gestión de clientes.

Se preguntaban si cambiar sólo una o dos frases tendría alguna influencia y la respuesta fue que sí, y a veces significativamente.

De hecho, de las diferentes versiones que probaron, la frase ganadora superó a la frase original en un 30% más de usuarios dados de alta en el software.

El poder de una sola frase, como podemos ver. Así que vamos a ver qué frase fue, junto con el resto de opciones, incluyendo otra que también consiguió un 27% más de éxito que la original.

Es muy interesante porque muestra unos curiosos gatillos que disparan la compra y que podemos aplicar nosotros mismos en nuestros materiales de marketing.

De hecho, estos resultados pueden darnos una guía de lo que quizá también funcione en nuestro caso o, como mínimo, sobre qué tenemos que probar.

Por favor para ver el contenido completo.
(No tiene cuenta ? Cree una cuenta)