tarjeta de visita

La evolución de Internet y de las tecnologías de la información ha revolucionado el sector de la publicidad. Hoy en día, además de los medios tradicionales: prensa, radio y televisión, las redes sociales funcionan como un potente amplificador de cualquier campaña de marketing. No obstante, la publicidad impresa sigue siendo un gran aliado, sobre todo para acciones específica, que cuentan con un público objetivo bien definido.

Entre la variedad de recursos que nos ofrece la publicidad impresa, las tarjetas postales personalizadas están adquiriendo un gran protagonismo como elemento de comunicación debido a su versatilidad, inmediatez y capacidad de generar una emoción en el usuario. El secreto está en la capacidad que tienen para reunir en una simple cuartilla un diseño impactante con un mensaje claro y directo.

Originalmente ideadas como un soporte para enviar un breve comunicado, con el paso de los años se han ido transformado en auténticos objetos de deseo. De hecho, en plena era de Instagram, los viajeros siguen prefiriendo las tarjetas postales como souvenir o como el medio para comunicarse con sus seres queridos. A continuación, presentamos algunas ideas de cómo se puede utilizar este potente medio de promoción como un instrumento para fortalecer tu imagen de marca.

Promociones

Entre los diferentes diseños y usos que pueden tener las tarjetas postales personalizadas están los formatos que incluyen una parte punteada que se puede desprender. Estos tarjetones son ideales para lanzar campañas de descuento en un producto o servicio específico. Suelen imprimirse a una sola cara, reservando la parte izquierda para la imagen del producto y el mensaje y la derecha para el cupón promocional.

Muestra gratuita

La fortaleza y durabilidad que nos ofrece el soporte free card lo convierten en el medio más indicado para incluir muestras de un producto que se quiera promocionar. Las dimensiones de la tarjeta nos permiten, además, acompañar la muestra de la imagen y el eslogan de la campaña, potenciando, así, la capacidad de impacto de la misma.

Publicidad en eventos y ferias

Los eventos y ferias sectoriales son los lugares perfectos para llegar de manera directa a nuestro público objetivo. Sin embargo, los asistentes a estos encuentros suelen ser bombardeados con cientos de materiales publicitarios que, generalmente, terminan en la papelera más cercana. Las postales nos permiten diseñar campañas de publicidad que vayan un paso más allá de los típicos flyers o regalos promocionales. ¿Quién se pueden resistir a conservar, por ejemplo, una postal de la feria que incluya en la parte frontal una foto de grupo y en la parte posterior información sobre un producto o servicio que nos haya interesado?

Coleccionables

Aunque siempre se han asociado los regalos coleccionables con productos para niños como los cereales o las golosinas, la tendencia a conservar y clasificar objetos que nos resultan bellos o interesantes ha estado presente desde los orígenes del hombre. Las tarjetas postales personalizadas son un recurso excelente para lanzar una campaña de coleccionables también para adultos: un cómic con diferentes capítulos, fotografías de una temática concreta o incluso una serie postal vintage que remita a alguno de los cromos de nuestra niñez.

A pesar de que la publicidad online puede resultar más tentadora, dado que con un presupuesto similar se puede llegar a un mayor número de personas, las promociones impresas tienen la ventaja de alcanzar, de una manera directa, a un público específico que esté realmente interesado en nuestro producto. Si, además, la postal, el flyer o el catálogo se reparten en un evento o feria del sector, las probabilidades de alcanzar a tu target se multiplican exponencialmente. Despierta tu lado más creativo y atrévete a lanzar una campaña con tarjetas postales personalizadas que marque la diferencia.