asnef morosos
asnef morosos

La brutal crisis que se ha vivido en la última década en España ha hecho que muchas personas hayan pasado a engrosar las listas de morosos. Algo que se ha extendido a ciudadanos, autónomos o empresarios que nunca hubieran pensado caer en situaciones de este tipo.

El retraso a la hora de abonar una factura corriente o el propio impago en lo que respecta a alguna cuota de la hipoteca se han convertido en más frecuentes de lo normal. Lo que ha llevado a muchas personas a estar incluidos en listas como el Fichero ASNEF.

El problema es que, en algunos casos, no es sencillo saber si estoy en ASNEF. Pese a que la Ley Orgánica 5/1992 de Regulación del tratamiento automatizado de los datos de carácter personal indica que es obligatorio notificar a los afectados su inclusión en el Fichero ASNEF.

¿Cómo salir del Fichero ASNEF?

Ante la situación de haber sido incluido en una lista de morosos, lo primero en este caso es saber si soy moroso de verdad. Para ello, nada mejor que consultar en el propio Fichero ASNEF. Es el primer paso para ejercitar tus Derechos ARCOL, acrónimo de Acceso (A), Rectificación (R), Cancelación (C), Oposición (O) y Limitación (L).

Posteriormente, se dan dos posibles vías:

  • Si los datos que se muestran en el Fichero ASNEF son incorrectos o inexactos, simplemente debes acreditarlo con la documentación correspondiente.
  • En el caso de que la deuda se haya producido, la manera de salir del Fichero ASNEF es realizar el pago y, posteriormente, enviar la documentación acreditativa.

Cómo evitar engrosar las listas de morosos

Con todo, lejos de saber si soy moroso, lo más importante es cuidar aquellos aspectos que pueden hacer que caigas en una de estas listas. Para ello, es necesario que tengas en cuenta aspectos como los siguientes:

  • No caer en un endeudamiento excesivo. Muchas veces se toman decisiones sobre la marcha sin caer en la cuenta de que un nuevo préstamo puede ser complicado de devolver. Por eso, es necesario tomar estas decisiones en frío y de manera meditada.
  • Para ayudarte, antes de solicitar un préstamo puedes analizar las posibilidades de entrar en morosidad. Las estadísticas globales indican que si tus deudas mensuales superan el 40% de la nómina que recibes, es el momento de plantarte. Aunque para muchos esto es una barrera laxa lo cierto es que debería ser inflexible.
  • Por último, en muchos casos no hace falta saber si estoy en el Fichero ASNEF. Tú mismo eres consciente de que tienes pagos no realizados. Para evitarlo, es interesante que busques la manera de solucionar esta deuda negociándola cuanto antes. Sólo así evitarás ser incluido en el Fichero ASNEF.