outbound-marketing
outbound-marketing

Hoy vamos a ver algo muy sencillo y práctico, que va a poder aplicar tal cual a la hora de conseguir clientes.

Hace poco vimos la importancia del email a la hora de buscar más clientes potenciales, dentro de lo que se suele llamar Outbound Marketing. Lo que ocurre con este tema es que mucha gente no sabe cómo empezar y, la verdad, cuando empieza comete todos los errores que hacen que un mensaje se ignore.

Hablan de ellos mismos, mandan mensajes demasiado largos, mandan mensajes sin incentivos para el receptor… Y ya hemos visto también cómo los incentivos son lo más importante para hacer que alguien se mueva y haga lo que queremos.

Por eso hoy voy a compartir una plantilla de email que, según la empresa LeadFuze, especialista en esta clase de marketing por correo electrónico, les ha funcionado de manera muy efectiva.

El email tiene un tono ligero y conversacional, ideal para un primer contacto y que es fácilmente adaptable a cualquier situación.

Lo que vamos a ver aquí es el email tal cual, viendo qué pone, y luego lo diseccionaremos, viendo por qué funciona, por qué se usa cada parte del mismo y cómo adaptarla a nuestra situación.

Veamos qué decía ese correo.

La plantilla efectiva de correo de primer contacto

Esto es lo que decía el email, que se envió a través de los servicios de correo de Google Apps (Gmail) aunque usando la dirección profesional de la empresa LeadFuze y no la de gmail.com (al final veremos por qué ese detalle es importante).

He visto tu tienda Magento y creo que es genial, así que me gustaría hablar contigo.

Tengo experiencia en la psicología de usar anuncios de pago hiper-segmentados para escalar una tienda online. Tengo una idea sobre cómo podrías usar anuncios específicos para encontrar a tus compradores ideales y crear una fuente de ingresos constante en tu negocio.

No es difícil, pero hay unos pasos críticos al usarla en los que la mayoría falla.

¿Puedo compartirlos contigo? Si puedes responder con sí o no te estaría muy agradecido. Sólo serán 5 minutos.

[Datos completos de contacto, incluyendo teléfono y dirección]

P.D. Si no eres la persona adecuada para este tema, por favor dímelo. Si no quisieras recibir más mensajes de mí, dímelo también.

Ese es el email. Y sí, es corto y muy al grano, como debe ser en un primer contacto con un completo desconocido del que no tenemos ni siquiera el nombre.

Hemos de tener en cuenta (porque la mayoría de empresas y emprendedores no es consciente de las cifras de efectividad o de cuándo algo es un éxito o no, porque tienen expectativas irreales) que esta clase de emails, obviamente, tienen una respuesta muy baja.

Sin embargo, dentro de esas esperables respuestas bajas, este email funcionaba mejor que ningún otro y vamos a diseccionar por qué, y sobre todo, por qué no se han incluido muchas cosas que cualquiera hubiera metido ahí, reduciendo su efectividad.

Por qué funciona este mensaje

Principalmente lo hace porque es corto, al grano y utiliza incentivos y un conocimiento fundamental de la persuasión.

Vamos a analizarlo párrafo a párrafo.

La introducción es breve y al grano. Como vemos, no hay saludo siquiera, pues en este caso, no conocemos ni el nombre de aquel a quien nos dirigimos. Cuando es así, pretender lo contrario o usar fórmulas como «Hola, amigos de…» sólo hace que perder el tiempo y reducir las posibilidades de que nos hagan caso.

No nos conocen y no pasa nada, pero fingir no cuela, quieren saber por qué les escribimos y por eso lo hacemos rápido.

No obstante, antes de eso, lanzamos un pequeño cumplido.

«He visto tu tienda Magento y creo que es genial».

Ya hemos visto, en esta misma sección Premium, que los cumplidos funcionan. Incluso en esas personas que dicen que con ellos no.

Podemos cambiar ese cumplido a «he visto tu web, he comprado tu producto, sigo de cerca tu empresa…». Como vemos, es perfectamente adaptable a cualquier situación.

Así que lo lanzamos y después pasamos a presentarnos, pero muy brevemente.

Como vemos, la mayoría de este email habla del destinatario, y lo hace sólo lo justo para establecer autoridad.

También he comentado alguna vez que, cuando no nos conocen de nada, es más persuasiva la autoridad que otra cosa. Tú no conoces al policía, pero le haces caso enseguida porque percibes la autoridad.

Después de establecer esa autoridad, diciendo en qué tiene experiencia, enseguida se introduce el incentivo. En este caso, se tiene una idea que puede dar dinero al otro…

«Tengo una idea sobre cómo podrías usar anuncios específicos para encontrar a tus compradores ideales y crear una fuente de ingresos constante en tu negocio.»

Es decir, que tienes algo que el otro puede querer.

Sin eso, el email no servirá de nada, porque el incentivo egoísta es lo más importante para provocar reacción en alguien que no nos conoce y, como vemos, se deja caer en los primeros segundos.

No hay que esperar cuando se trata de perfectos desconocidos, no podemos enrollarnos sobre nosotros y lo buenos que somos, hemos de ir al grano y disparar en cuanto abran el correo.

Y atentos a esta parte:

«No es difícil, pero hay unos pasos críticos en los que la mayoría falla.»

¿Qué hace esto?

Introduce curiosidad, uno de los elementos más poderosos de persuasión.

Ya tenemos la autoridad y el incentivo, hemos salteado el guiso con un poco de curiosidad, ahora queda pedir la respuesta: la llamada a la acción.

«¿Puedo compartirlos contigo? Si puedes responder con sí o no te estaría muy agradecido. Sólo serán 5 minutos.»

¿Qué están haciendo bien aquí? Se está facilitando la respuesta del otro y quitándole todo el trabajo posible, haciendo que incluso baste con un solo sí o no.

A continuación se dan todos los datos, a fin de facilitar el contacto por cualquier medio, no sólo el email. Cuantas más posibilidades de contacto, más probable es dicho contacto.

En serio, si hacemos trabajar al otro, no responderá. De hecho, en mis propias campañas he usado esta clase de métodos en los que le pides al otro una respuesta mínima, y le aseguro que es lo que mejor funciona.

Por último hay una posdata por si es otra la persona con la que contactar.

No hay ni firma, pero he aquí un pequeño detalle. Como el email se ha enviado a través de los servicios de Gmail, es posible tener una foto personal en la cuenta que se vea a la primera y también se ve el nombre.

Eso permite una familiaridad y que vean el rostro de quien escribe, sin necesidad de presentaciones largas.

Como vemos, en el email se ha quitado todo excepto lo absolutamente imprescindible, porque eso no interesa en el caso de un primer contacto con un desconocido.

Que responda o no, no va a depender de esos detalles, sino de que el incentivo sea egoísta y poderoso para él. Si picamos lo suficiente su curiosidad y la despertamos, contestará y ya podremos recrearnos en formalidades, pero en esa situación no es lo más importante.

La posibilidad de adaptar este email

Como vemos, cada parte es adaptable a cualquier situación. La experiencia en anuncios la podemos cambiar por la nuestra. El incentivo, por el que creamos más importante para ese cliente potencial.

De hecho, si hay algo que tenemos que trabajar ya no es lo que dice el email, podemos coger este y adaptarlo frase a frase sin tener que cambiar casi nada, importa pararse a pensar qué incentivo podemos ofrecer al otro que le haga moverse y hacer clic para responder sí.

No tenemos excusa ya para retrasar el envío de esos emails en frío en busca de clientes, aquí tenemos una plantilla que se ha probado que funciona, y muy bien.