gestión en la nube
gestión en lanube

Desde hace bastantes años, dentro de mi modo de gestión, me planteé que toda mi actividad iba a estar gestionada desde la nube. Es decir, mediante software online, accesible desde cualquier dispositivo conectado a Internet.

Si bien al principio (estoy hablando de hace más de 15 años) el panorama no era especialmente favorable, pues aún había una escasez de programas que permitieran gestionar las áreas más importantes de una empresa con garantías, hoy el contexto ha cambiado mucho y permite aprovechar las múltiples ventajas de trabajar en la nube.

1. Puedes acceder desde cualquier lugar

¿Estás de viaje? ¿Te mueves constantemente? ¿Te apetece trabajar desde un lugar diferente cada día? Personalmente, esas tres situaciones son habituales en mí.

Me prometí hace tiempo que mi trabajo no me impediría moverme y tener libertad, así que, si tengo Internet (y hoy día, con un plan de datos en el móvil tienes un módem en el bolsillo) puedo trabajar o solventar cualquier cosa, desde la playa o el tren.

2. Mejora de la organización en general

Desde un software laboral hasta el de facturación o comunicación, hoy día hay alternativas maduras que permiten una mejora de la organización en general.

¿Necesitas comunicación constante con clientes y equipos? Sin problema con aplicaciones como Slack.

¿Necesitas un programa de gestión de nóminas para tener todo al corriente en todo momento y revisar la última información actualizada? También sin problema, por ejemplo, puedes llevar la gestión laboral online con CAILAB.

¿Necesitas saber los resultados de la campaña de marketing, modificarla o lanzar otra en cualquier momento? Hay muy buenas opciones, como MailerLite, el archiconocido Mailchimp, etc.

Y así con todas las áreas críticas de la empresa, que pueden ser gestionadas en cualquier momento por los equipos necesarios. Y lo que es más importante, trabajando cada equipo en tiempo real, con la última información actualizada, esté donde esté.

Adiós a archivos duplicados, versiones antiguas y la confusión que eso trae.

3. Reducción de costes

No he visto ningún emprendedor que no quiera esto, y la gestión de la empresa en la nube lo permite.

Adiós a montar servidores, hacer de informático, mantener a uno y, en general, lidiar con los constantes obstáculos que la informática pone.

Con aplicaciones contrastadas, que tienen miles de usuarios y equipos de mantenimiento detrás, puedes acceder a precios asequibles para tener tu facturación, tus archivos y lo que precises, de una manera económica.

4. Empezar rápidamente

Con la mayoría de soluciones de gestión en la nube, puedes comenzar en apenas unos minutos.

Registrar una cuenta y comenzar es muy rápido, mientras que antes requería de costosas implantaciones en la empresa (aún recuerdo, y no con demasiado cariño, cuando era consultor de estas cosas en los viejos tiempos).

5. Más seguridad

A menos que seamos unos expertos en ella, es mucho mejor elegir bien nuestras soluciones de gestión en la nube y aprovechar que las empresas serias tienen equipos de ingenieros expertos en esa seguridad.

6. A prueba de desastres

¿Se ha roto el ordenador? Nada está perdido, coge otro, o conéctate a tu teléfono o tablet, y todo sigue ahí justo donde lo dejaste.

¿Se han perdido los archivos? He ahí la copia de la nube.

Confiando en buenos proveedores, que realicen copias de seguridad constantes, la recuperación ante desastres y pérdidas (que son inevitables tarde o temprano) es mucho mejor cuando trabajas en la nube.

Personalmente siempre tengo una copia de seguridad personal en un disco externo ultra rápido y copias de mis archivos en dos nubes diferentes, seguras y fiables.

Si elegimos bien, y guardamos una copia personal, el que falle uno de esos pilares de seguridad no importa, sigue sostenida por los otros.

Pocas decisiones he tomado tan acertadas como decidir trabajar en la nube. Más tiempo libre, menos preocupaciones, mejor trabajo, más libertad…

No importa a lo que se dedique una empresa o su tamaño, hoy la gestión en la nube ofrece confianza (teniendo sentido común, claro). Pero, sobre todo, ya es asequible para cualquier tipo de emprendedor, mientras que antes estas ventajas estaban reservadas solo para grandes empresas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here