Una y otra vez, en la sección Premium hemos visto cómo las historias son la estrategia de marketing más poderosa que casi nadie está utilizando y casi nadie entiende.

De hecho, no en vano dediqué un libro completo a ellas y, si es usuario Premium lo puede descargar gratis. Así que, si no lo ha hecho todavía, descárguelo y aplíquelo.

En esta misma sección también hemos visto, una y otra vez, casos y ejemplos reales, de empresas reales, que utilizando las historias en su estrategia de marketing han conseguido resultados espectaculares.

Pues bien, hoy me gustaría tratar una técnica avanzada dentro del uso de las historias, que es el uso de las metáforas.

No voy a entrar en definiciones exactas literarias, cuando hablo de metáforas, hablo de metáforas en sí, pero también de comparaciones.

Por qué las uso

Afrontémoslo, mi actividad no es precisamente la más divertida del mundo aunque tiene partes francamente apasionantes.

Es cierto que es importante y que resulta necesario para generar beneficios y demás, pero, por ejemplo, probar en Marketing es una de las actividades más pesadas y aburridas que hay. Y es así, poca gente pasa sus tardes libres de sábado aprendiendo por placer sobre ventas y segmentación.

Igualmente, cuando era asesor económico, hablar sobre presupuestos y fiscalidad era una invitación a la siesta.

Las cosas del Marketing y la empresa suelen resultar temas secos y aburridos, además de que la mayoría de clientes no son expertos y muchos conceptos suenan a chino y confunden.

Por eso prácticamente siempre utilizo historias y, sobre todo, utilizo metáforas.

Las metáforas ayudan a comprender conceptos fácilmente y a niveles muy básicos y, sobre todo, resultan muy persuasivas.

Mientras que si empiezas a explicar técnicamente lo importante que es el plan de Marketing lo único que vas a conseguir va a ser aburrir a las ovejas, comentar que para llegar a cualquier objetivo es imprescindible un mapa, y ese es el papel del plan de marketing, esa imagen metafórica del mapa ayuda a que, de un plumazo intuitivo, se comprenda dicha importancia sin necesidad de estar con largas y áridas explicaciones.

Como ve, una de las principales ventajas de las metáforas es que permiten explicar conceptos complejos y técnicos, como el plan de marketing, con otros conceptos sencillos fácilmente comprensibles y que transmiten la misma enseñanza que queremos que el cliente tenga.

Pero no sólo es eso…

Por favor para ver el contenido completo.
(No tiene cuenta ? Cree una cuenta)