A la hora de emprender en Internet, uno debe tener muy claro, antes de nada, su modelo de negocio.

Modelo de negocio significa: «Cómo voy a hacer dinero con esto».

¿Y cuáles son las distintas maneras de hacer dinero en Internet? En muchas ocasiones todo se complica sin necesidad, o se hacen distinciones sobre detalles que no llevan a ningún lado.

Básicamente un modelo de negocio se basa siempre en lo mismo: Vendes algo que otro quiere y que es lo bastante valioso como para que pague dinero por ello.

Sí, incluso esos modelos de negocio fundamentados en ofrecer algo «gratis» en la red se basan en eso, simplemente hemos de saber bien qué vendemos y a quién.

Partiendo de esa base, que es la única posible si queremos ganar dinero emprendiendo en Internet, podemos distinguir los siguientes modelos:

Modelo de negocio en internet 1. Vendes un producto o servicio propio a cambio de dinero

Esto es lo que se ha hecho siempre, sólo que ahora lo haces por Internet.

La manera más directa es crear una tienda online y vender tu producto, aunque este no tiene por qué ser físico o ni siquiera un producto como tal.

Este modelo sirve si eres un asesor que vende sus servicios a través de la red, si enseñas online, si vendes productos físicos o electrónicos, SAAS (Software As A Service)…

En general este es el modelo de negocio en Internet más directo. Para que funcione, has de tener algo de valor que vender y tu canal para hacerlo es la red.

Esto no es diferente de tener un negocio en el «mundo real». Se aplican los mismos principios y has de tener en cuenta las mismas cosas: gestión, producción, logística (si vendes algo físico que enviar), marketing, atención al cliente… Simplemente, has de saber aplicarlo al contexto virtual en el que te mueves.

Y eso sí, has de aprender qué funciona a la hora de convertir visitantes en clientes en la red y saber cómo tener un tienda online que sea capaz de persuadir y vender.

En Recursos para Pymes tienes varios casos de estudio para ello, como este en el que se revela cómo una tienda online consiguió un 67% más de conversiones.

Modelo de negocio en Internet 2. Vendes visibilidad para otros

Este es el negocio de ofrecer contenido, valor o entretenimiento (o lo que sea, incluso un producto, como un juego para móvil) a una gran audiencia que posees y quiere escuchar lo que dices.

Normalmente lo que ofreces es gratis para ellos, se inserta publicidad en ese contenido, juego, etc y esos que ponen dicha publicidad en tu contenido te pagan.

Es decir, te pagan los anunciantes que serían tus clientes finales.

Este pago puede ser por exposición de anuncios, cada vez que hagan clic en ellos o por comisión según la gente que al final les compre.

En realidad, aquí responderemos ante dos «amos» y habremos de hacer equilibrios entre ambos:

  • Los anunciantes como cliente final.
  • Los que nos leen, ven o descargan nuestros juegos y programas, que en realidad son otro tipo de cliente a satisfacer también.

La misión en este modelo de negocio en Internet es centrarte en generar una gran audiencia.

A cambio de eso, en este modelo puedes despreocuparte de muchas otras cosas de un negocio habitual (como producción, logística, pedidos en la tienda online, etcétera).

Sin embargo, también es cierto que para que funcione este modelo de negocio has de tener una audiencia enorme. Y generar audiencia es, probablemente, la parte más difícil hoy día a la hora de emprender en Internet.

El modelo publicitario está algo saturado para el contenido tradicional (es decir, escrito) aunque actualmente es el que más ingresos genera en otros tipos de contenido, que son:

  • Apps de móviles, especialmente juegos.
  • Vídeos, especialmente Youtube.

El entretenimiento y el tiempo de ocio que empleamos se está trasladando desde ciertos canales (televisión, revistas, periódicos) hasta otros (Internet, ordenador y móvil).

En realidad, aquí se hace lo que han hecho toda la vida televisiones y revistas para ganar dinero, pero trasladado a otros canales que son los que los sustituyen, los que se están adoptando y se adoptarán aún más en el futuro.

Modelo de negocio en Internet 3. Vendes el producto de otros a cambio de una comisión

A esto se le suele llamar también Marketing de afiliación.

En el mercado americano los ingresos por este tipo de negocio son altos, aunque eso sí, muy concentrados en unos pocos.

En mercados hispanohablantes lo cierto es que el panorama es muy diferente. La teoría es buena, el marketing de afiliación es de esas cosas que deben funcionar sí o sí cuando la escuchas, pero lo cierto es que, en lo personal, apenas ha dado un resultado reseñable estos años cuando se ha probado.

En este modelo de negocio básicamente eres un vendedor para otro, un comisionista que ha de centrarse en generar una enorme audiencia y una enorme autoridad respecto a ella. A esa audiencia le vendes lo que hacen otros.

Personalmente, no lo recomiendo demasiado, pues hay muchos afiliados que venderán el mismo producto si este es bueno. ¿Cómo te diferencias entonces? Es difícil, porque no puedes controlar la oferta, los precios, etcétera, sólo la promoción.

Ya comento que, por experiencia personal y lo que he visto de otros, no funciona demasiado.

Modelo de negocio en internet 4. Un modelo mixto

Eso implica una mezcla de ingresos que provienen de los 3 modelos anteriores.

Puedes tener una web sobre una temática que venda un producto propio (un libro, por ejemplo) y que además ofrezca contenido útil gratis (escrito o en vídeo) el cual lleva inserta publicidad.

Hay otras maneras de generar negocio en Internet, y algunos pueden decir que, por ejemplo, estoy obviando el escribir contenido y venderlo en forma de ebooks en Amazon o similares. Eso sigue siendo el modelo 1, sólo que distribuyes en un canal ajeno (Amazon, siguiendo el ejemplo) que se queda una parte de las ventas.

No nos engañemos, al final ganar dinero, en Internet o en el «mundo físico», se consigue ofreciendo un valor lo bastante grande como para que alguien quiera pagar.

Puede ser que hayas generado miles de visitas diarias grabando chistes en tu canal de vídeo y vendas espacio publicitario ante esa audiencia, o puede que hayas creado una maravillosa funda de móvil artesanal que mandar con un paquete personalizado a quienes compran en tu tienda online.

Pero todo se basa en vender algo que cubre una necesidad tan grande que alguien está dispuesto a rascarse el bolsillo.

O haces eso en esencia, o no tienes un modelo de negocio.

La gente, especialmente la que no comprende bien los negocios o no tiene experiencia, confunde canales y formas de distribución con modelos de negocio, y crea unas clasificaciones y unos supuestos modelos que te hacen sacudir la cabeza al verlos.

Lo básico no ha cambiado, has de vender algo, y has de saber bien qué vendes, cómo hacerlo mejor que el resto y quiénes son tus clientes reales.

La regla de oro de los negocios es la misma en Internet aunque no lo parezca:

«Nada es gratis».

Algo que es gratis consume dinero que sale de algún lado, alguien lo está pagando si tú no lo estás haciendo.

Cuando no es así, el dinero de todas esas startups que ves ahora por todas partes y no sabes cómo se pueden mantener sale de inversores que ponen dicho dinero hasta que esas empresas puedan generar ingresos propios. Pero si no lo consiguen, van a cerrar, que es lo más común.

Se ve cada día y no podemos caer en esa trampa de montones de empresas, que están creando algo que en realidad es inútil o marginalmente interesante, pero no lo suficiente como para que alguien pague por ello.

En general, si tuviera que hacer alguna recomendación y no tuviéramos claro nuestro modelo de negocio en Internet, diría que lo interesante es centrarnos en el modelo 1. Es decir: «Tengo algo que vender a otro a cambio de dinero».

No obstante, ningún modelo de negocio es, en principio, superior a otro. Cada situación es distinta, pero una cosa sí debemos tener clara, en cuál nos vamos a centrar y cómo vamos a ganar dinero con él, porque, sin eso, no tenemos un negocio, tenemos un hobby.

2 Comentarios

  1. Me ha parecido muy interesante el artículo,.. a veces los árboles no nos dejan ver el bosque. Un cordial saludo.

Comments are closed.